UNA FOTOGRAFIA ...

En todo proyecto de decoración de una habitación buscamos un punto focal. Un punto donde descansar la mirada si es una decoración fuerte o recargada, o un punto donde centrar nuestra atención en un espacio neutro y continuo. 

Para esta ocasión quiero mostraros varios ejemplos de como colocar una fotografía para resaltar o provocar un punto focal con una decoración simple y neutra donde la fotografía lo dice todo o completa el espacio. 

Fotografia Hanna Lemhotl



La colocación de una obra fotográfica es parecida a la la de una obra de arte. Podemos colocar una fotografía de grandes dimensiones sobre el sofá para decorar el salón, o sobre el cheslong del dormitorio. La fotografía también aporta un efecto especial si se coloca en un pasillo o en la entrada... Y, ¿Por qué no utilizarse, en el baño o en el porche? Espacios diferentes, donde se usan menos y por tanto resulta más impactante.





Fotografía de Hanna Lemhotl 
¿Que os parece estos cuatro ambientes? En la entrada, en el salón.. 


El motivo fotográfico puede ser de lo más variado para atraer nuestra atención. Desde retratos artísticos, paisajes, ecuestres o de estudio donde se fotografían detalles de objetos cotidianos.
La fotografía es plenamente creativa y por tanto dependerá de la originalidad del fotógrafo, o de la habilidad del decorador, que la foto capte de forma inmediata la atención o pase más o menos desapercibida en el conjunto de la decoración.


Las fotografías de este post, son de una chica que me encanta, la fotógrafa Hanna Lemhotl. 

"Fotografiar es inmortalizar la belleza de instantes caducos e irrepetibles"

0 comentarios:

Publicar un comentario